¿Quién los mató?

Andrés Torres Aguirre

Algo muy grave en materia de seguridad sucede en Hidalgo. Llevamos un mes con noticias sobre el hallazgo de cuerpos desmembrados, personas asesinadas y embolsadas que son dejadas a mitad de la calle o dentro de la cajuela de un auto abandonado; taxistas asesinados durante su turno o cadáveres abandonados a pie de carretera.

La zona limítrofe con el Estado de México, el Valle del Mezquital y la metrópoli capitalina fueron escenarios de estos hechos pero hasta ahora, no hay declaraciones oficiales medianamente creíbles.

Si detrás de todos estos crímenes sangrientos hay grupos del crimen organizado, la autoridad debe decirlo; la opinión pública hidalguense no es menor de edad ni tampoco ingenua.

Aparentar que “no pasa nada”, es una pésima política pública y actuar con demora sin estrategia ni verdad, solo para salir del paso es igual de criminal que los hechos que se pretenden sesgar, porque pone en riesgo a inocentes.

Las autoridades de seguridad en nuestro estado tienen capacidad y experiencia, no hay duda, pero evidentemente algo sucede porque los cuerpos se apilan.

Por otro parte, si alguien busca generar temor en época electoral y eligió un plan sangriento para inhibir la participación o la credibilidad, hay que decirlo muy claro.

Los ataques a candidatas y candidatos no pueden minimizarse o calificarse como “casos aislados”, de igual manera deben esclarecerse para que no exista lugar a la especulación y pérdida de confianza.

El actual proceso electoral presenta nuevos retos para quiénes participan, pero también para los organizadores, los medios de comunicación y la ciudadanía . La única manera de superar los obstáculos y dar pasos hacia un nuevo estado democrático acorde a lo que exige la nueva condición social, es unificar fuerzas con la autoridad

 

X: @LasVocalesRadio

Rate this item
(0 votes)
Last modified on Lunes, 06 Mayo 2024 11:45