Las campañas electorales entraron en su etapa definitoria una vez que el Instituto Estatal Electoral de Hidalgo (IEEH), aprobó los registros para candidatas y candidatos al Congreso lo mismo que a las 84 alcaldías.

Desde marzo, los aspirantes al Senado y el Congreso federal hicieron lo propio, pero son las campañas a alcaldes las que mayor expectativa despiertan entre la ciudadanía.

De acuerdo a las encuestas, los aspirantes de Morena y sus aliados de Nueva Alianza, llevan una amplia ventaja en cuanto a las preferencias, lo que se debe a la enorme aceptación de su candidata a la Presidencia Claudia Sheinbaum.

En las siguientes semanas, vendrá una intensa operación a nivel municipal para cerrar filas, sanar heridas y alcanzar acuerdos entre las diferentes corrientes internas; hay mucha confianza de que esta estrategia sea efectiva y al final del proceso, las y los candidatos de Morena tengan victorias holgadas.

En cuanto al Partido del Trabajo, la expectativa es grande, evidentemente los del partido de la estrella no van en el mismo carril de la oficialidad en Hidalgo, pero sí en la ruta de la 4T.

Con una enorme estructura, recursos y disciplina los integrantes del Grupo Universidad-PT confían en aprovechar las grietas en Morena Hidalgo. Apuestan al fracaso de la “operación cicatrización”, principalmente en la región de Tulancingo, su bastión histórico. Desde hace varios días, los grupos de simpatizantes en redes sociales, distribuyen un manual para votar el 2 de junio; ahí, paso a paso, explican cómo llenar las boletas y por cuál candidato y partido votar según cada caso.

En la alianza PAN, PRI, PRD las expectativas son diferentes ya que ninguno de sus candidatos tiene la etiqueta de favoritos y pese que sus operadores políticos son los más experimentados de todo el proceso, también son los más señalados por sus excesos. La adición que puede darles el hecho de que la candidata presidencial, Xóchitl Gálvez es originaria de Hidalgo, no da ninguna certeza de triunfo.

Las aspiraciones del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), en la presente elección fueron muy claras desde hace meses: retomar a las y los perfiles rechazados o inconformes de otras organizaciones políticas y ponerlos a competir.

Lejos de las convicciones, ideales o los principios, el PVEM se integra al proceso sin escrúpulos; postula perfiles que hace días estaban en busca de ser candidatos de Morena, principalmente.

Por cierto, en el distrito federal de Ixmiquilpan, donde la candidatura de Araceli Beltrán se encuentra en litigio, trasciende que será reinstalada como aspirante de Morena esta misma semana.



X: @LasVocalesRadio

Rate this item
(0 votes)
Last modified on Lunes, 01 Abril 2024 06:30